miércoles, 28 de mayo de 2008

JUGUEMOS OTRA VEZ

Me gustan tus gritos, zumbidos,
No quiero los gemidos
De placer.
No los imaginen ¡Vívanlos!.
Buscadlo y encontraréis
El placer
Desde el mando negro
Con pulsadores que encienden
Mundos inimaginables.

Así lo encontré
Tirada en el sofá;
Derrotada aquella tarde
Después de dos horas de juegos.
Caliente y sudorosa
Con siluetas permanentes,
Mantenidas.

Dejé que se relajara
Y embestí de nuevo.
Comenzó el asalto,
Quería el estandarte,
Rojo y verde, azul el cielo,
Grises en el paisaje.

Se escondió tras la esquina
Pero al final conseguí capturar
El tesoro dorado,
La reliquia sagrada.
--- --- --- --- --- --- ---

viernes, 23 de mayo de 2008

EL VAGO MUERE

La mañana despierta en la alcoba,
Negras nubes, gris el cielo,
Mezcla de oníricos aromas.

En la puerta atraviesa,
Hacia el lugar de trabajo,
Espuma y neblina que pesan.

Ya en su sitio
Reclina los brazos al viento
Y siente punzante frío.

Descansa en su sillón,
No hace nada, está parado
Y muere por su obligación.

Ni siquiera respira,
Se balancea en el filo
Y espera la ignominia,
Pero sin reproches la muerte
Lo cobija en su naturaleza...
Ya está echada su suerte.
--- --- --- --- --- --- ---

lunes, 19 de mayo de 2008

CANÇON D´AMOR

Aromas del Mediterráneo...

Hacia el este rodaban los aromas
Del barro fresco, de la arena
Blanca y granulada y fina
Que tocaban mis dedos en la ribera;

Cauce medio seco, histórica su ausencia,
Flores de azahar, espliego y romero,
Campos de salvia, amapolas,
Campos de olivos, naranjeros,
Nubes blancas que te trasladan
A los arrecifes nocturnos.

Allí, entre el Mediterráneo y el eco
De mi voz proclamándolo,
Me enamoré. Allí también,
Bajo la sombra del palmero,
Me mataste de amor.
--- --- --- --- --- --- ---

jueves, 15 de mayo de 2008

MI REGALO

¡Joder! si es igualito que él.
Alargado y bonito.
Sorprendida me tienes
Con tu regalo.
Lo pruebo mañana y te digo,
Resumo sensaciones.

Me lo puse cuando salía de casa,
Encendido en el metro,
Y cambiaba la velocidad,
¡Joder! si tiene mando y todo.

Sube, baja, atrás, adelante,
Traqueteo, vaivén;
Desde las diez estoy que tirito,
Cómo me he puesto con sus movimientos.

Mañana lo pruebas tú y comentamos;
Yo te digo, tengo una sensación,
En los superiores me roza
La dichosa lengüeta que me lo cubre,
Y la verdad, hija, me lo ha irritado.

Venga, unas compras y mañana hablamos.
--- --- --- --- --- --- ---

martes, 13 de mayo de 2008

VERSOS LIBRES, NATURALEZA SALVAJE

Al atardecer el búho
Despidió su nido
Y abrió los ojos.

Durante la noche
Crujidos estrellados
Entre las ramas del olivo.

En nuestro jardín,
Ovalado,
El hacha abierta su hoja.

En nuestro jardín,
Margaritas frágiles,
La teca dura,
Calas y lirios blancos.

El rocío del siguiente día,
Cuchillos en la encimera
Y un paño rojo, de cuadros,
Inunda el aroma de espliego.


Despiertos los gatos
Se duerme su vuelo,
Ladran los perros de enfrente
Y brilla la laguna del pozo.

Pan tostado en casa,
Aromas de ajo y tomate
Recogido del huerto antes del martes.

Alimento de orden
Sublime en su horno,
Con sus manos mi madre.

Y al final, solo en la calle
Los perros, los gatos, los charcos
De agua recién caída.
--- --- --- --- --- --- ---

viernes, 9 de mayo de 2008

ESCRITURA AUTOMÁTICA

Desde ahora y sin contar los versos largos,
O cortos,
Pequeños o
Eternamente largos,
Vuelvo sobre tus cabellos violetas
Adorado payaso;
Nariz incendiada tras la escena y con maquillaje
Cubres las marcas, cambias tus manos
Por unas perchas desde el abrazo
Que, los dioses de la risa,
Aristóteles y Kant,
Kierkegaard también lo estudió,
Te dabas aquella noche.

Regalaste amistad desde el proscenio,
Palabras escuetas y frágiles
Lorca y traición recitado en la plaza,
Carteles manchados
De sangre y oropel.
Drama en la plaza,
Espina que no clavaste
Se te clava.

Ahora Yo, luego tú,
Miramos cómo el reflejo
Desde el quebrado cristal,
Negros los bordes biselados,
Y encerramos nuestra esencia entre sus líneas
Y no se escapa ni se vierte.
Sangre coagulada, trombosis,
Rigidez de arterias esclerosadas
Muertas como tú por tu soberbia.
--- --- --- --- --- --- ---

martes, 6 de mayo de 2008

CASTIGO

Nunca me pregunté
Qué significaban las cosas,
Hasta que un día,
Tormenta, conocí el hambre.
Y entre mis escombros,
Alfombra pelada sin nudos,
Mis rodillas hinqué,
Gritando, y supliqué
A un viejo pordiosero que llevaba
Cartones en la espalda abiertos
Que me diera un mendrugo.

Desde aquel día de verano
Vivo en el cruce de vidas
Paseacampando entre lápidas
Grises, recogiendo los deshechos
De las madrugadas
Y las limpiezas de los lineales
En los supermercados
De cualquier Ciudad
Mortuorio de almas y cuerpos
Podridos por el odio,
La envidia, la sin razón,
Por la innominable sensación
De ira para con el hermano
Cuando deseo lo que tiene;
Ya la Biblia lo mostró,
Sangre por sangre,
Entre carnes abiertas llagadas.
--- --- --- --- --- --- ---
Este poema se leyó en el Bukowski Club (San Vicente Ferrer, 25, Malasaña, Madrid) un miércoles de abril.

Cuaderno de escritura, vida y otras cuestiones.